Se vendrían reducciones salariales de 28% y los despidos alcanzarían casi 8% de la dotación. El 30% de las empresas tienen problemas serios para mantenerse en marcha

Se vendrían reducciones salariales de 28% y los despidos alcanzarían casi 8% de la dotación. El 30% de las empresas tienen problemas serios para mantenerse en marcha

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las dificultades para afrontar los gastos de estructura de las empresas, en un momento en donde prácticamente no hay mercado (70% del país, económicamente hablando) hace que la mitad de las empresas estén pensando en recortar la dotación de personas en 7,6%. Esto es porque aún si las empresas pudieran recibir un préstamo a 0% de tasa, no deja de ser un crédito que habrá que devolver, para lo cual se va necesitar incrementar ventas. Una variable por demás incierta, pero a priori no hay que descartar que en 2020 el PBI tenga una caída de 10%. Si ese recorte de personal se produjera, el desempleo tendría un piso en 13%.

Empresas que emplean al 41% de los trabajadores quieren proponer recortes salariales en el orden de 28%. Si consideramos que tienen éxito en la propuesta a los gremios (ya hay antecedentes) y agregamos los despidos potenciales, la masa salarial se contraería 16%. Si bien es una medida de supervivencia necesaria porque, puertas adentro, todo lo que se hace para reducir costos tiene una alta precisión sobre el resultado, lo cierto es que en este punto se agrega aún más incertidumbre sobre la recuperación de las ventas, ya que una caída de 16% en la masa salarial nominal, podría implicar en el poder de compra superior a 20% real hacia fines de julio. ¿Hay que avanzar en ésta línea? Sí, incluso por encima de 28% si es necesario pero a cambio de sostener las fuentes de trabajo para garantizar una rápida recuperación económica. También aportaría mucho que en la medida que la crisis comience a dejarse atrás, se reconstruyan los salarios reales, para acelerar la recuperación económica. No nos olvidemos que la participación de la producción de bienes y servicios en el mercado interno es enorme.

El 88% de las empresas dicen que hay que levantar la cuarentena (con restricciones) y es lógico. No me refiero al consumo del capital y al incremento de los pasivos sin que haya generación de ingresos, sino a algo mucho peor: hoy el 28% de las compañías manifiesta tener problemas para continuar siendo una empresa en marcha, y hay otro 28% que dice que lo va tener si la cuarentena se extiende a todo abril, algo que ya es un hecho. Dentro de este contexto, es clave la ayuda que brinde el Estado, pero tenemos que partir de un hecho irrefutable: la ayuda no va llegar para todos porque muchas empresas están flojas de papeles… la evasión de 35% no nace de un repollo, entonces cuando la documentación respaldatoria para intentar acceder a lo que se necesita es escasa, se reciben muchos menos fondos. Pensemos que sí en épocas mucho menos conflictivas quedan empresas en el camino, cuánto más lo harán en momentos en los cuales durante 40 días las ventas serán cercanas a cero.

Frente a este escenario, las empresas manifestaron que van avanzar por acciones concretas (18 en total), de las cuales se destacan las siguientes:

  1. Reducción de Costos general
  2. Financiamiento con la AFIP
  3. Nuevas Estrategias Comerciales defendiendo el margen
  4. Préstamos financieros, SGR, descuento de cheques, etc
  5. Renegociación con Proveedores
  6. Recorte en la Plantilla de Personal
  7. Reducción del margen
  8. Reducciones Salariales

Si querés saber más, no te pierdas Ecofines

 


Se vendrían reducciones salariales de 28% y los despidos alcanzarían casi 8% de la dotación. El 30% de las empresas tienen problemas serios para mantenerse en marcha

Los precios publicados incluyen IVA