Financiamiento... muy bueno, pero también muy malo!

Financiamiento... muy bueno, pero también muy malo!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Gobierno lanzó un programa de auxilio financiero para PYMES de $100.000 millones, de los cuales $60.000 serán para descuentos de cheques a 120 días de plazo en bancos públicos al 25% anual y en bancos privados al 29% anual. Es una línea que va estar vigente hasta el 30 de junio en un total de 27 bancos.

Las Compañías de Seguro volcaran $20.000 millones adicionales en instrumentos asociados al financiamiento PyME (cheques y pagarés avalados por SGRs, fondos de inversión PyME, ON PyME, etc.), a través del mercado de capitales. Esto se logra porque la Superintendencia de Seguros de la Nación modificó su norma de inversiones, elevando la inversión mínima que deben hacer inversiones de éstas características de 3% a un 5% del total de su cartera de inversiones.

Los $20.000 millones restantes serán para la prefinanciación de exportaciones a una tasa máxima de 5% anual en dólares, con un plazo de 365 días y un monto de u$s200.000.

Sin dudas que se trata de una gran noticia para las PYMES, pero ojo que no es para cualquiera. Vender cheques para cancelar pasivos tomados a un costo mayor al 29% anual, no es negocio porque cuando vayamos al banco a buscar más fondos, no sabemos si nos los van a dar. Por otra parte, por más que no guste, la realidad es que muchas Pymes no planifican financieramente. Son muy pocas las que cuentan con un cash flow a más de 120 días (lo óptimo es tenerlo a un año). Venderlos para solventar el gasto corriente cuando el zapato aprieta es otra cosa, ahí no se duda.
 
Los $20.000 millones que provendrán de compañías de seguro, como hablamos de cheques avalados a un año de plazo y ON Pymes, podrían usarse para la inversión. Acá un 29% de tasa (hay que ver la tasa que se va obtener por esta vía) es barata en términos inflacionarios, porque esperamos que este año el alza de precios supere 36% anual. Ahora, si nuestro stock gira 2,5 veces al año, para que el 29% de tasa no genere un costo financiero adicional, deberíamos tener una rentabilidad piso de 11,6%. Deben ser pocos los sectores que tienen este margen en la última línea del Estados de Resultados en un contexto recesivo y con bajas ventas. Pero para los que los números les den o tienen atado un proyecto interesante que les va incrementar réditos más adelante que no necesariamente tiene que ser la compra de fierros, sino el lanzamiento de productos, adelante!
 
Una reflexión final: dar financiamiento para Capital de Trabajo al 25% o 29% anual en un contexto en el que la inflación va ser superior a 36% y no hay demanda de nuestros bienes, es una invitación a tomar todos esos pesos "baratos" e ir corriendo a comprar dólares, máxime con la dolarización fenomenal que se va venir. Es una buena medida pero en un momento inoportuno. Están por apagar el incendio con nafta.