Entraron en vigencia el Bono de Asignación Salarial de $5.000 y el Procedimiento para Despidos Sin Causa

Hoy se publicó en el Boletín Oficial el Decreto 1043/18, que es el que establece la asignación no remunerativa de $5.000 para todos los trabajadores en relación de dependencia del Sector Privado. Se establece que el 50% se pagará junto a los salarios del mes en curso, mientras que el 50% restante con el salario correspondiente a enero, es decir en los primeros días de febrero de 2019. No obstante, cada convenio podrá adecuar la implementación en materia de plazos y montos para aquellas actividades o sectores que se encuentren especialmente en crisis o declinación productiva.

Entraron en vigencia el Bono de Asignación Salarial de $5.000 y el Procedimiento para Despidos Sin Causa

Cuando la prestación de servicios fuere inferior a la jornada legal o convencional, los trabajadores percibirán la asignación en forma proporcional, de acuerdo a los mecanismos de liquidación previstos en el convenio colectivo aplicable o, supletoriamente, según las reglas generales contenidas en la Ley N° 20.744 (t.o. 1976) y sus modificatorias.

Un punto a tener en cuenta es que en los casos que se haya pactado un incremento sobre los salarios en concepto de revisión salarial de la pauta oportunamente acordada en la negociación colectiva del año 2018, podrán compensar aquél aumento con la suma total de esta asignación, salvo que acuerden expresamente su no absorción. Los empleadores que dieron unilateralmente otros incrementos sobre los salarios también podrán compensarlos.

En los supuestos que se instrumenten, según corresponda, la incorporación, compensación o absorción salarial de la asignación establecida en el artículo 1° del presente decreto, la misma adquirirá carácter remunerativo.

Como era sabido, quedan excluidos los empleados públicos, empleados rurales y domésticos.

Lo "bueno" de esta medida es que los fondos representan 0,25% del PBI y se van a volcar íntegramente al consumo. Lo malo es que las empresas que no tengan recursos financieros suficientes para hace frente a este gastos, van a tener que endeudarse por encima de 75% anual.

Procedimiento para Despidos Sin Causa

El Gobierno estableció un paso previo a los despidos y es que hasta el 31 de marzo, con una anticipación no menor a los 10 días hábiles, hay que comunicar al Ministerio de Producción y Trabajo cuando se decida efectuar despidos sin causa justificada. Además, el Ministerio, de oficio o a petición de parte, podrá convocar al empleador y al trabajador junto con la asistencia gremial pertinente, a fin de celebrar durante, durante los 10 días citados, las audiencias que estime necesarias para considerar las condiciones en que se llevará a cabo la futura extinción laboral, avanzando con propuestas como suspensiones, reducción de horas o de sueldo o cambio de tareas. En rigor, esto se ha venido haciendo (sin el marco legal que tiene ahora) en la medida que el sindicato alertaba al Gobierno de los despidos, pero sin obtener resultados favorables.

El incumplimiento de lo establecido en el presente capítulo dará lugar a la aplicación de las sanciones previstas en el Anexo II de la Ley N° 25.212 y sus modificatorias. Aunque esto es discutible porque si el empleador tiene que despedir a un empleado lo va hacer sin pedir permiso a nadie, porque en Argentina reina la estabilidad impropia (es la que no le garantiza al trabajador la permanencia en el puesto de trabajo) y el despido es legal. Lo que tendría que hacer el Gobierno es prohibir por 90 días los despidos en todo el país, en vez de crear un mecanismo para trabajar la desvinculación, si lo que busca es mantener la fuente de trabajo durante la recesión económica.

Quedan excluidos el personal de la Industria de la Construcción, contratado en los términos de la Ley N° 22.250, ya que cuentan con su propio régimen de desvinculación.

Realice aquí su consulta