En 2019 la inflación va ser de 30% y no se va cumplir con el dólar del Presupuesto 2019

La inflación de septiembre fue de 6,5% pero lo que importa es que deja un arrastre estadístico de 2,5% para octubre, por lo que este mes va tener un aumento de precios de 5% de piso. Con ese dato, la acumulada en 2018 será de 38,9% y la de los últimos doce meses 45,2%. El actual programa monetario contiene una inercia inflacionaria tal que hará que el año finalice con un aumento en los precios minoristas de 47,4%.

En 2019 la inflación va ser de 30% y no se va cumplir con el dólar del Presupuesto 2019

Para 2019, si se despejan las incertidumbres cambiaria, política y social, es factible que la inflación de 2019 sea cercana a 30% (piso), dado que el crecimiento de la oferta monetaria va ser poco significativo porque no habrá que pagar intereses por las Lebac (los remanentes los van a tener los bancos para el manejo de su propia liquidez) y el BCRA no financiara al Tesoro. Pensando en esto, la proyección de 23% para todo el año que viene que figura en el Presupuesto que tiene media sanción en el Congreso es un dibujo o se va transformar en el primer waiver que en 2019 se le pedirá al FMI.

Aun si el plan fiscal del Gobierno resulta exitoso, con la actual política vamos a tener tres años más de inflación de dos dígitos. Es que salvo cuando hay fuerte controles de precios y/o cesación de pagos, los altos déficits fiscales se pagan con altos índices inflacionarios. Y acá hay que tomar nota que aun equilibrando las cuentas primarias, el rojo final por los intereses de la deuda va ser de 5% del PBI.

Pero volviendo al corto, hay un tema preocupante y es que la inflación mayorista fue de 16%, 10 puntos por encima de la minorista. Incluso cuando observamos la evolución en los últimos doce meses, la mayorista es de 74% y la minorista de 40%. Esa diferencia son aumentos de costos no trasladados a precios.

En otras palabras: pérdida de margen por las menores ventas, que juega con una fuerte reducción de costos. Acá hay que preguntarse si los precios minoristas van a incrementarse fuerte, en los próximos meses, o si se marcha hacia una nueva estructura de costos y rentabilidad. Creo que va haber un mix: una parte de los mayores costos va ir a precios cuando haya que reponer stocks, pero como el desempleo seguirá aumentando y la recesión tiene por delante al menos 5 meses más, se va privilegiar el volumen antes que el margen. Yo prefiero, dentro de lo posible, privilegiar el margen.

Estos niveles de inflación van a provocar que el BCRA recalcule el techo de la banda cambiaria porque tiene que evitar que el mercado vuelva a pensar que se caerá en la tentación de un dólar atrasado. Si no lo hace, volverán las fuertes compras de dólares o las tasas de interés continuarán subiendo hasta valores inimaginados... y acá estamos frente a otro dibujo en el Presupuesto 2019.

Realice aquí su consulta